El rey Harald de Noruega reaparece junto a su familia después de su operación de corazón | Gente

Los tres primeros meses de 2024 no han sido fáciles para Harald de Noruega. A sus 87 años, los cumplió el pasado mes de febrero, los problemas de salud cada vez se suceden más seguidos para el monarca, que desde enero ha tenido que suspender su agenda en varias ocasiones por diferentes infecciones que lo han llevado a ser ingresado en el hospital. La última vez fue a mediados de marzo, cuando se sometió a una operación en la que le fue implantado un marcapasos permanente para compensar un ritmo cardíaco bajo, según informó entonces la casa real del país nórdico. “La intervención se realizó con éxito y el rey se encuentra bien”, aseguraba un escueto comunicado en el que se advertía que Harald V iba a permanecer ingresado durante unos días. También se informó de que no retomaría sus compromisos oficiales hasta el próximo 8 de abril, cuando se esperaba su reaparición pública, pero el soberano se ha adelantado a esa fecha y se ha dejado ver en una nueva foto que la familia real noruega ha compartido para felicitar las fiestas. “La familia real les desea a todos una muy buena Pascua”, dice el texto de la imagen publicada este miércoles 27 de marzo en su cuenta oficial de Instagram, junto al emoticono de un pollito saliendo del cascarón.

En la foto, Harald de Noruega posa sonriente sentado en primera fila junto a su esposa, la reina Sonia, mientras que detrás los acompañan los príncipes herederos, Haakon-Magnus y Mette-Marit, y sus dos hijos, la princesa Ingrid y el príncipe Sverre Magnus. “La pareja real y la familia del príncipe heredero se han reunido en Bygdø Kongsgêrd al comienzo de la semana de Pascua”, aclara la descripción. Se trata de la residencia de verano oficial de la realeza noruega, situada a cuatro kilómetros del Palacio Real en Oslo, donde el monarca descansa después de haber recibido el alta hospitalaria hace dos semanas. Esta es la primera imagen oficial de Harald V en más de un mes de ausencia en actos públicos, después de que a finales de febrero decidiese pasar unos días de vacaciones en Malasia —un viaje privado para celebrar su cumpleaños—, donde tuvo que ser hospitalizado por una infección. La última foto del rey en el perfil oficial de Instagram de la casa real databa del pasado 21 de febrero, cuando fue publicada con motivo de su cumpleaños.

En la agenda oficial que aparece en la página web de la casa real noruega, que se extiende hasta el próximo 12 de abril, todavía no hay ningún compromiso asociado al rey, a quien está sustituyendo sobre todo su hijo, el príncipe heredero Haakon de Noruega, de 50 años. Aun así, Harald, que reina desde 1991, todavía no ha dado ningún signo de plantearse la abdicación y seguir así la estela de otros de sus coetáneos, como Beatriz de Holanda (en 2013), Juan Carlos I (en 2014) y, Margarita de Dinamarca, que cedió el trono a su hijo Federico el pasado 31 de diciembre.

Esta nueva foto de la familia real noruega parece querer confirmar que el soberano todavía está en forma para retomar sus obligaciones a pesar de los baches de salud que no para de afrontar. Además de su última intervención quirúrgica este mismo mes, el monarca también pasó por quirófano en 2021 para ser operado de un ligamento en la rodilla y un año antes se le había reemplazado la válvula en el corazón implantada en 2005, dos años después de serle extirpado un tumor en la vejiga.

Hasta ahora, la casa real noruega siempre ha sido bastante transparente en lo que se refiere al estado de salud de los miembros de la familia. Aun así, el príncipe Hakoon ya avanzó que podría haber cambios en este sentido después de las críticas que recibió su padre por su viaje privado a Malasia apenas un mes después de haber estado varios días de baja por una infección. “[Su viaje] Fue una decisión que tomó con su médico y es algo que se le debe permitir tomar. Al mismo tiempo, hay cosas que cambiaremos. ¿Hicimos lo correcto en lo que respecta a la información y todo lo relacionado con lo ocurrido? Creemos que es bueno que podamos evaluar todo esto de manera interna”, explicó el príncipe el pasado 5 de marzo, durante una visita a la biblioteca pública de la ciudad noruega de Bergen.