El Sevilla, molido en su estandarte, sobrevivirá al Betis en el derbi | Fútbol | Deportar

El Sevilla, una vez más y colocado en una norma no escrita, vivió al Betis en el derbi y demostró que jugaba mucho más que esos duelos de mayor rivalidad. Manuel Pellegrini hizo una primera parte muy discreta y, sin embargo, se marchó con el 1-0 gracias a un penalti anotado por Isco. Mientras mejor era el Betis, que había perdido dos opciones claras de ganar el 2-0 por mediación de Bakambu y Ayoze, el Sevilla levantó la cabeza con un gran partido de Kike Salas, que levantó dos minutos sobre el campo. Estas son las principales conclusiones de un derbi igualado, quizás con más ocasiones para el Betis, que incluyó un balón lanzado por Abde en el minuto 87. El empate, al jugar de visante y estar a 11 puntos por debajo en la clasificación, sabe mejor al Sevilla. El Betis, una vez más, se mostró incapaz de llegar al derbi, sobre todo en Heliópolis. Solo ganó tres de los 20 que jugaron en su estadio en este siglo.

1

Rui Silva, Pezzella, Sabaly, Juan Miranda, Chadi Riad, Fornals (Fekir, min. 72), Guido Rodríguez, Isco Alarcón (Abde, min. 82), Johnny, Ayoze Pérez (Rodri, min. 83) y Bakambu (Willian José, mín. 50)

1

Ørjan Haskjold Nyland, Jesús Navas (Kike Salas, min. 53), Sergio Ramos, Loic Bade, Marcos Acuña, Lucien Agoume, Suso, Lucas Ocampos (Juanlu Sanchez, min. 84), Boubakary Soumare, En-Nesyri e Isaac Romero

goles 1-0 minutos. 37: Isco Alarcón. 1-1 minutos. 55: Kike Salas.

Árbitro José María Sánchez Martínez.

Tarjetas amarillas Fornals (min. 6), En-Nesyri (min. 15), Isco Alarcón (min. 40), Boubakary Soumare (min. 60), Suso (min. 74), Marcos Acuña (min. 81) y Kike Salas ( mín.93)

Pellegrini pretendía mentalizar a sus jugadores durante la semana de la complicación que afronta un derbi con exceso de motivación. “La cabeza todavía está fría”, comentó uno y otro chileno a sus jugadores. Y los futbolistas del Betis se aplicaron, quizás demasiado. Quizás por esta condición se pueda explicar la extraña parálisis que atenazó al Betis durante el inicio del torneo de Heliópolis, el 141 en la historia entre los dos grandes rivales de la capital andaluza. Como es precisamente norma, el Sevilla jugó bien el duelo, con más claridad en su juego y con un fútbol directo que disparó el ímpetu del Betis.

Los 11 puntos a favor del equipo verde no se reflejan en el campo. Pese a que el Sevilla no pudo jugar por la lesión de Isaac, su mayor retraso, a los 12 minutos. Lukebakio y el belga fueron entonces protagonistas. Primero fue imposible recuperar un balón que En-Nesyri había mandado al palo. Luego, al tocar con el brazo un centro al área de Fornals. Lukebakio está usando espaldas, pero la mano es clara y clara. Marc Isco, que jugó el partido, y el Betis, que sólo se preocupaba por la disparidad de Fornals que había apeado Sergio Ramos, se encontraron en decadencia con una venta que no merecía su juego, demasiado ramplón y miedoso. Es cierto, con el 1-0 en contra, en Sevilla, le costó a un mundo hivanar el partido, lo que hace que Suso no tenga el balón y Soumaré y Agoumé pasen destellos.

Si Isaac se lesionó durante la primera vez en una cantera de la comarca del Betis, también dio el paso en Bakambu, que se rompió al carababa en solitario en Nyland. El barrio verde y blanco es el segundo en otra calle de Ayoze. El canario salvó y desapareció en el área para que Nyland salvara a su equipo. Entonces, quien se levantó en Sevilla, el movimiento fue mucho de piezas. Sacó a Navas et misión en las bandas a Ocampos y Acuña. Kike Salas, a los dos minutos de partido, hizo un cabezazo impecable para poner el 1-1.

Por eso el Betis tuvo algo más de mordiente y tuvo la oportunidad de hacer el segundo tiempo. No hay rival para tu juego, demasiado predecible y al pastel. Isco, golpeado, salió del campo. Fekir también elevó el nivel del derbi con su calidad. Sobrevivió al Sevilla y produjo el cuarto consecutivo en el Derbi. Pellegrini sigue sin ganar a su eterno rival en La Liga.

“El partido me ya sabe a poco escaso. Tenemos las mejores ocasiones de marcar, como desgarró Bakambu. Pero las posibilidades son que nosotros convirtamos y sabemos que el Sevilla tiene un buen balón paradójico”, afirmó Manuel Pellegrini. “El Betis tuvo todos sus momentos en los que encontró mucho, pero suponemos que se suceden y notamos un buen golpe al balón parado. “Creo que queremos una buena oportunidad para hacer la segunda porque volvemos a estar en el partido”, afirmó por su parte Quique Sánchez Flores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.