Díaz apuntala su liderazgo al frente de Sumar en una asamblea marcada por la baja participación | España

Yolanda Díaz ha culminado este sábado la primera fase de la construcción de Sumar y apuntala su liderazgo al frente de la nueva plataforma. El espacio que busca “recuperar la política para la ciudadanía” abriéndose paso frente al bipartidismo, ha ratificado en su asamblea fundacional la lista de la vicepresidenta con el 81,6% de los apoyos en una consulta marcada por la baja participación. Con el compromiso explícito de luchar contra la corrupción “venga de donde venga”, la titular de Trabajo ha advertido en su intervención al socio de Gobierno. “Quien piense que puede hacerlo solo se equivoca. Quien piense que basta con conformarse, con quedarnos como estamos, se equivoca. El único camino posible es el de cuidar el Gobierno de coalición progresista”, ha asegurado en un momento que ha reconocido como “singularmente difícil”.

Tan solo 8.179 personas, el 57,6% del censo activo —pero el 11,7% de los 70.000 inscritos iniciales— han votado en la consulta que debía elegir al grueso de la dirección. El resultado, proclamado a última hora de la tarde en el acto de cierre de la asamblea, pone punto final a la primera etapa del proceso, que deberá completarse en las próximas semanas y meses con la definición de los protocolos que se establezcan con el resto de fuerzas políticas en cada territorio, hasta ahora principal punto de fricción. El de Sumar será finalmente un proyecto con un desarrollo asimétrico entre comunidades, lo que ha soliviantado a organizaciones de carácter federal como Izquierda Unida y deja abierto el debate hasta la reunión del próximo otoño. Las bases de la nueva plataforma también han aprobado la tesis política de la formación (83,05% de apoyos), un documento que llama a disputar la batalla ideológica a la derecha con el feminismo, el ecologismo y el laborismo como elementos centrales; la ponencia organizativa (82,82%), que establece las bases del modelo de la nueva plataforma, y el código ético (83,90%) de Sumar.

Con estos datos, que incluyen 780 abstenciones y 606 en blanco, la candidatura de Díaz (Sumar Avanza) se hace con 76 puestos de la dirección, mientras que la lista alternativa (Sumar Baleares) consigue cuatro asientos. La elección de este sábado supone únicamente el 70% del grupo de coordinación —máximo órgano de dirección entre asambleas—, y habrá que esperar aún a que el resto de partidos implicados en el proceso —IU, Catalunya en Comú, Verdes Equo, Contigo Navarra e Iniciativa del Pueblo Andaluz— designen a sus representantes para ocupar el 30% restante. Será después cuando ese grupo elija a la Ejecutiva y refrende a la coordinadora de Sumar, aunque informalmente Díaz ya ha sido proclamada este sábado.

“Somos una fuerza de Gobierno, pero con los pies en las calles, en las casas, en los supermercados…”, ha subrayado Díaz, quien ha llamado a construir organización y “echar raíces” en los municipios. La vicepresidenta ha definido a Sumar como un proyecto “para la emancipación humana en el siglo XXI”.

La lista de la titular de Trabajo refrenda al núcleo de confianza y el grueso de la dirección provisional, con el ministro de Cultura y portavoz de la formación, Ernest Urtasun, como número dos y el portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, en el cuarto puesto. Paula Moreno, economista encargada junto al diputado Lander Martínez de elaborar el documento organizativo, aparece tercera. Otros perfiles próximos a la vicepresidenta, como su jefe de gabinete político, Josep Vendrell, tienen también un sitio entre los primeros huecos de la papeleta.

La primera asamblea de Sumar llega en un momento complicado para el socio minoritario de la coalición, que ha perdido foco en los últimos meses en medio de un debate público copado por la ley de amnistía —y en el que su papel de apoyo no ha sido entendido por toda la izquierda— y la crispación política entre PP y PSOE por los casos de corrupción y de la que los de Díaz han tratado de desmarcarse defendiendo que son “el mayor disolvente de la confianza ciudadana en la política”. “La corrupción no se combate con espectáculo, se combate con propuestas, seriedad y rigor. Sumar va a limpiar las instituciones de corrupción”, ha aseverado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La convocatoria electoral en Cataluña tras el no de Catalunya en Comú —miembro de Sumar— a aprobar las cuentas de la Generalitat o la renuncia del presidente Pedro Sánchez a negociar los Presupuestos para 2024 complican también la función del grupo de la vicepresidenta en el Ejecutivo, con mayores dificultades para dar salida a la agenda social que reivindican como bandera. “No hemos venido a estar, hemos venido a transformar”, ha sostenido en la línea de Díaz el portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, coautor del documento político junto a Marta Lois, ausente de la asamblea por motivos personales.

Después de las enmiendas incorporadas al documento organizativo, la vicepresidenta ha cedido poder a las fuerzas en los territorios (que tendrán que decidir a la dirección de su órgano “por consenso de todas las partes” o someterlo a votación), pero mantiene el control de la Ejecutiva estatal. En las últimas horas, sin embargo, el anuncio de un acuerdo bilateral entre Sumar y Más Madrid que supone de facto la renuncia de la nueva formación a desarrollar una estructura propia en la comunidad —se trabajará en órganos conjuntos— ha desatado la ira de otros actores relevantes en la región, como Izquierda Unida, fuerza mayoritaria en ayuntamientos como Rivas, uno de sus bastiones históricos. “De ser cierta esa tesis, habrían roto con nosotros”, ha advertido este sábado el coordinador de IU Madrid, Álvaro Aguilera, en el mismo recinto de la asamblea en un clima de tensión entre organizaciones. En un mensaje fundamentalmente en clave interna, la ministra de Juventud e Infancia, también candidata a la coordinación de IU, Sira Rego, ha defendido la construcción de un “espacio plural”, donde todas estén “cómodas, con los mismos derechos y en pie de igualdad “. “Todo ello lo hacemos desde el afecto político, pero desde nuestra autonomía y desde nuestra raíz”, ha reivindicado. En esa configuración desigual, el partido de Díaz ha especificado también que no se desarrollará orgánicamente en Cataluña, donde se sienten representados ya por los comunes.

“Con esta asamblea, Sumar llega a su mayoría de edad. Más fuerte, más organizada, con las ideas claras y dispuesta para afrontar los retos que tenemos por delante como país”, proclamó por la mañana el portavoz de la formación, Ernest Urtasun, en la apertura de la asamblea. En su breve discurso, el portavoz llamó también a construir organización en un momento que nada tiene que ver ya con la ola movilizadora impulsada tras el 15-M y en el que surgió Podemos. De forma velada, el ministro se refirió a la fuerza política fundada por Pablo Iglesias. “No hemos venido a repetir los pasos de nadie”, sentenció en clara alusión a los errores cometidos.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_